lunes, 30 de noviembre de 2009

Truco al Rey

´Hoy pasé por la demolición.
Está casi terminada;
queda sólo el basamento (coronado de chapas protectoras
como espinas) de los cinco pisos
que vieron pasar casi un siglo,
incluídos vos y yo.

Tenías razón: sobre el hombro indiferente
de la mole impersonal que alguien plantó a su lado
(y que parece haber llegado
justo a tiempo de escoltar la muerte)
quedó la huella del color durazno que elegiste
para el corredor de tu casa.

¡Ay, las coordenadas!
¡La geometría que voló a mis ojos
para calcular aquel lugar
que amamos!

Hoy en ese punto hay puro espacio,
cielo virgen, miradas perdidas
esperando el semáforo,
nada.

Y aún estás allí
conmigo, muerta de frío
mirando las estrellas de la alineación
como si de veras fueran a hacerle algo
al mundo.

Aún estoy allí,
en mi arrogancia veinteañera;
la vista clavada sobre el río,
un nudo de silencio en la garganta.

Estás ahí:
corrida por la magia
que tu corazón no se atrevía.

Aún me veo
dejándote una y otra vez,
volviendo siempre.

Fuimos ahí, más que en otras partes,
vos y yo, tanto,
que tal vez no imaginamos
nunca, nosotros en otro
lugar.

Por eso,
ese nuevo punto que ganó el vacío
se nos parece tanto. Está lleno del horror
de no tener olvido´.

Pedro Aznar

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

8 comentarios:

Marina dijo...

demoledor, che!

Cas dijo...

Marina! Te cuento que lo voy a ir a ver a Pedro, para decirle, para contarle, que mi amor no se puede demoler. Y es que se esparce viste, y entonces las ramas de mi árbol juegan, bailan, y hasta a veces sin querer se lastiman; pero no importa. Ellos entienden: roce lo vale. En la base siempre hay piedras para mí. Y la madera de las ramas de éste, mi árbol, llevan en sí los brotes de aquellos elementos sagrados.

Y me voy porque de la emoción, me dieron ganas de estornudar...

Saludos ché, Ernestina!

Y es que nosé el sentido de estos poemas viste... Entonces supongo que son poemas de amor.

Me llama mi papá! Beso!

LA GORDA dijo...

Me parece que conozco a ese Pedrito.

SANTIAGO dijo...

me mató cuando llegué al final y leí que no lo habías escrito vos. por lo que te vengo leyendo parece muy tuyo ... o lo escribieron juntos?!

1600 Producciones dijo...

Tremenda letra!!! ME sorprendió ver el autor, no lo tenía a Aznar escribiendo así. Gracias.

Saludos

La mona Bermúdez dijo...

Marina: se me ocurre decirte que el poder de la palabra es casi como el del mar, no? Beso!:)

Cas: silencio!

La Gorda: Yo también! Resulta que es el abuelito de Heidi. La chica del chivo bajo el brazo vió? Beso!

Santiago: Lo escribió Pedro supongo. Y si no fuese por una gran amiga que tengo -que me lo dió a conocer- no lo hubiese podido postear. Igual lo que decís me sonroja, ché. Gracias y .. Saludos!

La mona Bermúdez dijo...

1600 producciones: a cada una de esas letras el autor le permite soltar angustia y en su pérdida, encontrar alivio supongo. Beso!

Marina dijo...

Carolita, creo que lo que se te ocurre se me ocurre atinadísimo. Besos!

Publicar un comentario