jueves, 13 de agosto de 2009

114

- Hola. Todo bien?
- cansada
- no van a venir hoy?
- no, mañana vamos. Te escucho muy bajo.
- es éste teléfono de mierda. me compré un Panasonic y se rompió. Lo llevé al servicio técnico y me dicen que no se puede arreglar. LLamo todos los días para quejarme y nada... nada. Me compré un teléfono Panasonic y me duró cuatro días. Éso.
- Yo tengo que comprar un teléfono también.
- Ese que tenés anda. y está desde que nos casamos
- Hace 7 años. si. es un Panasonic también. Salio $200 y hoy sale lo mismo.
- 7 años ya?
- $ 200. Si mirá, ya nos estaríamos separando de nuevo. Por la comezón del séptimo años digo, que nos agarró a los dos
- el 28 de Septiembré del 2002 claro... 7 años
- te escucho bajo...
- hola, me oís?
- si. Le regalé a Filippo la campera que me compré con la plata que me dieron por la alianza.
- la vendiste ahora?
- no. Hace dos años ponele. Dice París en la espalda y tiene a la torre Eiffel en un costadito...
- si, la vi..
- a la torre Eiffel?
- no. a la campera me parece
- no puede ser
- si. yo la vi.
- No la estrené todavía.
- ....
- hola. me oís?
- .... si. Es éste teléfono de mierda... Hola me oís?
- ahitá .
- bueno, cómo hacemos para que Filippo recuerde a su papá?
- a quién?
- a mi nena
- siempre te recuerda
- ....
- en serio te digo, siempre te recuerda.
- ...
- Me escuchás?
- sisi. Pará que tengo una llamada.
- Sisi. Claro. Hablamos después. Chau.




XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

3 comentarios:

Gamar dijo...

Pocas cosas más oportunas que un teléfono defectuoso.

JADE dijo...

NINGUN MENSAJE PARA VOS O PARA MI!!! MAMAAAAA!!!

Caro pé dijo...

Coincido con Gamar.

Publicar un comentario